PM10

San Lorenzo
El día que no amaneció

PM10. Mediante este acrónimo, tanto el Principado de Asturias como el Ayuntamiento de Gijón, nos trasladan que tenemos un problema grave por la contaminación del aire que respiramos, precisamente por estas partículas.

Esa frase es un resumen grosero de todo lo que hay detrás del problema de la contaminación atmosférica del municipio de Gijon.

Al contrario que otras áreas metropolitanas como puedan ser Madrid o Barcelona, que deben su contaminación en gran medida al tráfico rodado, Gijón o, mejor dicho, el aire de Gijón, sufre las consecuencias de las instalaciones industriales adyacentes, potencialmente contaminadoras.

Fundamentalmente son cuatro y por este orden de importancia:

  • Las instalaciones siderúrgicas de ArcelorMittal.
  • La central térmica de Aboño.
  • El puerto de El Musel.
  • La cementera de Aboño.

No sólo nos contaminan sino, que nos pretenden engañar, eximiéndose de toda responsabilidad.

Por ejemplo, en la página de Cementos Tudela Veguin, al final, nos encontramos que dentro de la categoría de Certificaciones y Sellos de Calidad tienen descrito: “en el año 2008 se obtiene la AAI (Autorizació Ambiental Integrada), lo cuál refleja el compromiso responsable que la fabrica de Tudela tiene con el Medio Ambiente”.

(http://www.cementostudelaveguin.com/instalaciones.php?tipo=1&lugar=Tudela+Vegu%26iacute%3Bn)

La AAI es una figura de intervención administrativa, un requisito legal básico sin el cuál no podría funcionar. No es un sello de Calidad Medioambiental ni muchísimo menos, es un permiso para contaminar y la legislación sobre la forma de hacerlo. De hecho, el Principado está haciendo actualmente una revisión de todos los AAI concedidos en ese año (2007/2008) y repasando los valores límite de emisiones.

Dicho esto, economía versus muerte ¿esa es la tesitura de Gijón? La frasecita de “pero dan puestos de trabajo” es absurda y demagogia pura. También los puticlubs dan puestos de trabajo y deberían cerrarlos todos.

La forma de solucionar un problema, ha de ser siempre contructiva y, en este caso, sólo se trata de que las empresas cumplan la ley, y que la ley cumpla con el compromiso medioambiental.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s